La era de los idiotas y sus síntomas

27 de octubre, 2019

La era de los idiotas y sus síntomas

Los síntomas de que estamos entrando en la era de los idiotas son variados, inclusivos y se presentan por todo el mundo, sobre todo por el mundo capitalista, que es el rector del movimiento del cambio.

Siempre se ha hablado de cambios, de transformaciones, de que la vida es cíclica, de que todo se repite.

¿Han existido previamente las mismas condiciones que estamos viviendo ahora mismo, que nos indican que estamos «cambiando de era»?

Mi respuesta va más allá de lo demostrable. Estamos ante un final de una línea de experiencia, que es la nuestra, la que conocemos como historia de esta especie humana.

Sin embargo, hay otras líneas de experiencia de la especie humana que nosotros no hemos vivido, pues son las vivencias o posibilidades que se hicieron realidad pero que, para nosotros, no existieron nunca.

Esto que acabo de decir entra dentro del ámbito de la teoría de la realidad «Percepción y No Tiempo», la cual transmito en el Espacio del mismo nombre a la que puedes echar un ojo comenzando a ver los dos primeros vídeos publicados al respecto.

 

Entonces, vayamos con mi respuesta.

No. No hemos vivido las mismas condiciones en esta línea de experiencia que nos indican que estamos entrando en lo que se hace llamar «La era de los idiotas», a lo que otros llaman «La nueva era o la era del ser consciente, del hombre-Dios».

¿Por qué no se han dado estas condiciones anteriormente, si todo se ha repetido siempre?

Cuando hablamos de que todo se ha repetido siempre, lo hacemos desde el concepto de evolución, por lo que nunca esa repetición fue igual que la anterior sino «mejorada», según nuestro concepto colectivo del BIEN, de lo que la mejora es.

En este caso, que es lo que estamos viviendo en estas primeras décadas del siglo XXI, no se trata de una nueva era con su rigor sino de un final de línea de experiencia.

Por eso no hay sentido común, ni inteligencia, ni conciencia, ni educación. Son las consecuencias del final. Sin ellas, no podríamos cumplir con lo que TIENE QUE SER.

No existe el cambio climático, no estamos perjudicando a la Tierra, sencillamente nos hemos convertido en más idiotas o simples, lo que hace que creamos en todo lo anterior.

 

Como dije en mi libro El Secreto a Vocesdel año 2016, somos más personas para representar el mismo pensamiento o programa, con lo que nos toca muy poca parte de dicho programa, por eso somos SIMPLES.

 

La línea de experiencia NECESITA que creamos en ello para que la destrucción sea un hecho.

Pero no habrá destrucción del planeta ni del ser humano como creemos o como cree la ciencia.

¡Ya nos estamos menguando para dar comienzo al principio de nuestros tiempos!

Volveremos a empezar todo. Sin embargo, y desde el NO TIEMPO, todo ya empezó y todo acabó, con lo que significa que este preciso momento siempre ESTÁ SIENDO.

Vayamos con los síntomas de esta era, pero antes te presento a Zweistein, un personaje, ganador del Premio Nobel al Sentido común por el descubrimiento de esta era.

Son los siguientes:

1. La creencia en que estamos evolucionando hacia un ser humano superior, más cerca del Universo o Dios o de la Conciencia. Esto ha dado lugar a miles de religiones o corrientes espirituales y científicas, a las que tanto yo como Zweistein llamamos LA NUEVA RELIGIÓN, pues todas son interpretaciones de un programa mayor.

Recuerda, en momentos oscuros, nacen miles de profetas y religiones.

Recuerda también que lo que siempre fue Dios, hoy es Universo, Conciencia superior, Ser Superior u original, Campo cuántico, etc.


2. Como consecuencia de lo anterior dicho, al creernos más evolucionados, consideramos que todo lo que hay en la Tierra tiene los mismos derechos: vivir.

Entonces surgen las corrientes en pro de la defensa del animal, ignorando que estos han nacido con el propósito de serlo y no de que los defendamos, de lo que se originan ciertas tendencias que atacan la esencia propia de la vida.


3. Como nos creemos que somos seres más conscientes, ya no existen las diferencias entre hombre y mujer, sino que somos iguales. Ahora no eres un hombre ni una mujer sino una persona con pene o una persona con vulva. 

Esto es un ejemplo de cómo las referencias anteriores, como el arte, literatura, filosofía ya no caben en esta era, la de los idiotas. Además, es también un ejemplo de cómo estamos ante el final de una experiencia, pues según la historia, ya antes hubo referencias de seres mitad hombre mitad mujer.

¿Nos damos cuenta cómo todo es cíclico y cómo el tiempo es circular?

El tiempo solo existe en la línea de experiencia física, en esta realidad, por si esto daba lugar a a alguna duda.


4. El comienzo del final no será la tecnología ni la destrucción del planeta, según los avanzados en esta era de los idiotas, sino, más bien, lo que he comentado en el punto 3: la creación de otros seres humanos, aparte del hombre y mujer de siempre.

No estoy hablando de robots sino de personas. Los robots jamás existirán en esta línea de experiencia.

Este punto será el que desate el final y el principio para volver a nuestros orígenes del fondo del océano y luego, del reptil hasta llegar al mono y luego, al ser humano, según los datos del programa autoridad llamado CIENCIA, que no es sino la memoria que necesitamos para experimentar esta línea.

Volvemos a la memoria inicial. Con lo que no hay evolución sino la ejecución de la memoria.


5. Los síntomas varios de los seres humanos con pene y con vulva que apuntan a que estamos ante la era de los idiotas, podrían ser la necesidad vital de tener respuestas, de saber de dónde venimos, adónde vamos, de si hay vida después de la muerte, de si, al morir nos encontraremos en otro nivel de conciencia (antes Dios), de creernos que nuestra realidad la crean nuestras creencias, de la ignorancia de que la vida es jerárquica, la falta de referencias y más. 

De creernos que mirar al sol, irnos a la India, hacer ciertos ritos posturales, recitar sonidos mantras, etc. nos equilibran porque creemos en el mal, en el bloqueo de la energía, en la causa y en el efecto, en el aprendizaje por medio del castigo y del dolor, en que estamos aquí como experiencia para llegar a ser dioses buenos y mucho más.

Así como creer que tienes un propósito en tu familia y que, por ello, tienes que sanar a tus antepasados (hasta llegar a la ameba, si fuera necesario).


Estos son los síntomas de esta era, la de los simples, la del ser totalmente hipnotizado y absurdo, que, siendo minoría, la mayoría, asombrada y anonadada, da el PODER por miedo a las posibles represalias.

Y así hasta que volvamos al fondo del mar.

¡Gracias por disfrutar de tu vida!

Ruth Morales.

NOTA. ¿Te das cuenta, inteligente, que hoy es cuando puedes tener más poder que nunca y ser superior a todo?

Todo lo escrito está en el contexto de Cambio de Realidad. Si lo interpretas, estarás haciéndolo fuera de dicho contexto, con lo que no tendrá que ver con lo que aquí se dice y se convertirá en un ejemplo más de que estamos en la era de los idiotas.

 

Evento El arte de ser superior

Comparte esto

2 comments on “La era de los idiotas y sus síntomas”

  1. Kalyna Ávila dice:

    ¡Muchas gracias!

  2. Fer dice:

    Me encantan los relatos de Zweistein, están llenos de sensata ironía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar botones
Ocultar botones